625224247

©2019 by SECRETARIADO DIOCESANO PASTORAL DE LA SALUD -. Proudly created with Wix.com

  • juanmaarija

DIA MUNDIAL DEL ENFERMO

Actualizado: feb 12

"ACOMPAÑAR EN LA SOLEDAD"


Es 11 de febrero y desde el año 1992


en que S. Juan Pablo II decidió celebrar esta jornada, se sigue poniendo sobre el candelero una realidad que no deja de ser un tanto incómoda porque nos muestra la fragilidad en la que todos nos movemos y pone al mismo tiempo situaciones que merecen la pena enfocar y dar la importancia que tienen.


Detrás de la enfermedad hay historias, vivencias, lágrimas, despedidas... y en casi todos los casos, también hay soledades. La enfermedad viene acompañada también de la soledad y esta, si no se la presta atención, acaba por instalarse.


La enfermedad engendra soledad y también cansancio y una mirada que hace que cada día el horizonte esté más lejos e inalcanzable. Hay enfermedades que van cerrando puertas y nos aíslan.



El lema de la campaña que la Conferencia Episcopal Española ofrece este año es "Acompañar en la soledad" y retoma la frase de Jesús: "Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré" (Mt.11,28).


La comunión con Jesús excluye la soledad. La comunión que genera seguir a Jesús excluye de la comunidad a la soledad. Hoy renovamos nuestro propósito de no aislar y de no ignorar, sino de abrir los ojos a la vida y la historia de tantas personas que en silencio se mueven en la soledad y en la enfermedad para acudir y sanar las heridas del alma, que son las que más duelen.


Acompañar para crecer juntos, para generar una cultura solidaria que dignifica cada persona, para hacer vida lo que tantas veces repetimos en las oraciones y en las celebraciones. Acompañar para desterrar de nuestra historia el fantasma del abandono y dejar paso a la comunidad que sigue viva y que es un signo claro que nos habla que Jesús no ha muerto, porque sigue vivo. Cansados y agobiados acudimos a Jesús, maestro de la paz y del amor verdadero.

Que nuestros niños y jóvenes puedan tener la experiencia de acompañar, de crecer y de gustar esa vida diferente donde nadie queda al margen y donde todos somos uno.


Mientras la vida fluye, en tantos lugares del mundo siguen naciendo brotes nuevos de humanidad nueva. ¿No los percibes? ¿No los ves?... Ya están ahí. Vive.


Hoy, en nuestra diócesis de Huelva, en la Parroquia Beata Eusebia Palomino, se celebró la jornada mundial del enfermo mediante una eucaristía presidida por el obispo titular Mons. don José Vilaplana. Durante la misma se impartió el sacramento de la Unción de los Enfermos y se revivió la experiencia del don del Espíritu Santo que, en esta realidad del dolor y de la enfermedad, también pone su luz y su paz.



59 vistas